gototopgototop
Banner
BOTON DE LLAMADA GRATIS

Plagas Express

Lunes
28 Julio
2014
Texto
  • Aumentar fuente
  • Fuente por defecto
  • Disminuir fuente
Home Noticias Agricultura Plagas en palmeras

Plagas en palmeras

E-mail Imprimir
plagas en palmeras

Los problemas que pueden tener las palmeras (y cualquier otra planta) se dividen en tres causas:

Plagas: insectos.

Enfermedades: hongos, bacterias y virus.

Trastornos o fisiopatías: frío, carencias de nutrientes, encharcamiento, etc..
Empezaremos en esta página con las plagas y en otras páginas se describen las enfermedades y trastornos.

Las palmeras tienen una particularidad importante: sólo cuentan con un punto de crecimiento, el "cogollo", las hojitas nuevas. Si el cogollo se muere, se muere la palmera. La excepción son las palmeras que cuentan con varios troncos, ya que si se muere uno, pueden seguir viviendo los demás.

Cogollo de palmera

Esto hay que destacarlo porque las plagas y enfermedades que les afectan, aún sin ser más peligrosas que para el resto de plantas, los resultados son definitivos si afectan al cogollo: la muerte del ejemplar.

Plagas

1. Araña roja
2. Araña blanca
3. Cochinillas
4. Cochinilla roja de la palmera
5. Taladro
6. Rosquilla negra o Lagarta parda
7. Trips
8. Picudo rojo
9. Coccotrypes dactyliperda
10. Margarita
11. Picudo de la palmera
12. Apate monachus
13. Mythimna joannisi

1. Araña roja

(Tetranychus urticae)

Araña roja: síntomas en hojas de Chamaedorea y adultos

Son unas arañitas visibles con lupa o con buena vista de cerca.

El aire seco favorece a estos insectos, por lo que es en primavera y verano cuando más proliferan.

Control

Es importante combatirla al observar su presencia.

Tratamiento fitosanitario con materias activas como Abamectina, Bifentrin, tezin, Dicofol, Dienocioro o Fenpiroximato.

Se debe aumentar la humedad y la ventilación de los interiores o invernaderos.

Un enemigo natural que se ha empleado en invernaderos es Phytoseiulus persimilis.

2. Araña blanca

(Polyphagotarsonemus latus)

Araña blanca

Otro ácaro que ataca a las hojas tiernas perjudicando su desarrollo.

Menos frecuente que la Araña roja.

Para combatirla se pueden usar los acaricidas mencionados anteriormente.

3. Cochinillas

Es una plaga muy frecuente. Hay diversas especies de Cochinillas:


Cochinillas con escudo (diaspinos)

Lepidosaphes, Chrysonphalus dictyospermi, Aspidiotus hederae, Parlatoria.


Cochinillas sin escudo (lecaninos)

Cocus hesperidium, Saisetia oleae, Ceroplastes sinensis.
Se localizan en todos los órganos aéreos.

En la zona invadida aparecen manchas amarillas ocasionadas por la succión de savia. También segregan melaza que favorece el desarrollo del hongo Negrilla, cubriendo la superficie de una impregnación negruzca.

La Cochinilla algodonosa (Pseudococcus citri, Pseudococcus adonidum, Pseudococcus longispinus) también suelen atacar las raíces de algunas especies, particularmente en ejemplares jóvenes, por ejemplo, de Kentia.

Control

Se deben eliminar las plantas o partes que se encuentren muy afectadas.

Se pueden combatir con productos específicos para cochinillas.
Las pulverizaciones se deben realizar con un intervalo de 2-3 semanas.

Rotar los productos fitosanitarios para evitar aparición de posibles resistencias.

4. Cochinilla roja de la palmera

(Phoenicococcus marlatti)

Cochinilla roja de la palmera

La Cochinilla roja es una especie subsahariana distribuida por el Norte de África. En Estados Unidos se introdujo en 1985 y en España se expandió a lo largo de los años noventa. Está causando estragos en los palmerales de Elche y aledaños.

Esta plaga se localiza en la base de las hojas tanto tiernas como adultas, siempre en zonas profundas al resguardo de la luz. También se sitúan en la base de la hoja que al cortarla permanece en el tronco, en la zona húmeda.

No ocasiona la muerte de la planta, aunque puede debilitarla o secar algunas de sus hojas.

Control

Desgraciadamente la manifiesta escasez de entomofauna útil que ejerza una acción de control sobre la plaga nos obliga a la intervención mediante tratamientos fitosanitarios; lográndose en el caso de la palma encapuchada un alto control de la plaga.

De los productos ensayados, el clorpirifos, microencapsulado a la dosis de 0,2% es tan eficaz como a la dosis de 0,4%.

El carbosulfan microencapsulado, a la dosis de 0,3 % también es un producto eficaz.

El propoxur espolvoreo, a la dosis de 150 grs. por palmera representa la alternativa del espolvoreo a los microencapsulados.

El diazinon microencapsulado a la dosis de 0,6% alcanza niveles de control suficientes en ambos tipos de palma, en cambio, a la dosis de 0,4% su eficacia desciende en palma real (89%).

5. Taladro

(Opogona sacchari)

Larva

Es una mariposa nocturna que se refugia durante el día debajo de los restos vegetales, rugosidades y grietas.

Es pequeña, unos 3 centímetros con las alas abiertas. Las larvas son de color claro al principio y más oscuro después de varios días, de 1,5 centímetros, pudiendo llegar a los 3 cm.

La mariposa vuela por la noche y su ciclo completo dura unos 3 meses. Hace la puesta, los huevos están 12 días y salen las larvas, que producen daños durante unos 50 días; pupa 20 días y adulto vive 6 días aproximadamente.

Las larvas excavan túneles, bien entre la corteza y la albura, bien en el cilindro central, dejando los túneles llenos de excrementos.

Se puede detectar por la afloración exterior de uno excrementos aglutinados por una especie de tela de araña.

Control

Como no llega hasta ellas productos por contacto o ingestión, es aconsejable utilizar insecticidas sistémicos vía foliar o radicular con intervalo entre 7 y 10 días en el comienzo de la primavera y el otoño mientras se observan larvas vivas, utilizando algunos de estos insecticidas: Metil clorpirifos, Fenitrotion, Fention, Metomilo (Lannate).

Como medida preventiva, evitar dejar al descubierto los sustratos donde las mariposas pueden depositar los huevos.

6. Rosquilla negra o Lagarta parda

(Spodoptera littoralis)

Rosquilla negra

Es una mariposa de hábitos nocturnos.

Las larvas se refugian durante el día bajo tierra y de noche salen a alimentarse de las hojas.

El peligro están en palmeras pequeñas porque en las de tronco de cierta altura no llegan desde el suelo.

Control

Para su control se pueden utilizar insecticidas sistémicos a base de Piretrinas, Clorpirifos, Bacillus thuringiensis, Diflubenzuron...

7. Trips

(Heliothrips haemorrhoidalis, Hercinothrips femoralis, Gynaikothrips ficorum)

Trip: síntomas y adultos

Son visibles a simple vista.

Estos pequeños insectos se localizan en las axilas y envés de las hojas, yemas, etc. Producen lesiones de aspecto plateado debido a que las células epiteliales se llenan de aire al ser raspadas y vaciados los jugos celulares, restando savia a la planta e impidiendo el normal desarrollo.

Control

Mantener los cultivos limpios de malas hierbas porque se refugian en ellas.

Efectuar tratamientos preventivos tanto en el suelo con un insecticida piretroide, como en las hojas, sobre todo por el envés, con Acefato, Malation...

8. Picudo rojo

(Rhynchophorus ferrugineus)

Picudo rojo
Fuente gráfica: Sociedad Española de Entomología Aplicada
(http://www.seea.es)


El Picudo rojo es la plaga más preocupante actualmente en las palmeras de España.

Originario de las áreas tropicales del Sudeste Asiático y Polinesia, este curculiónido está aumentando su área de distribución, habiendo colonizado la península Arábiga y detectado en Almuñécar (Granada) en 1994, donde miles de palmeras están sucumbiendo desde entonces al ataque de este insecto.

Huéspedes

Se ha visto en España en:

Palmera datilera (Phoenix canariensis)


Palmera canaria (Phoenix dactylifera), principalmente en pies machos de esta palmera.
No se detecta en el resto de palmera habituales. Sí en otras como el Cocotero (Cocos nucifera) y la Palmera de Guinea (Elais guineensis).

Biología

Es un gorgojo de la familia de los Curculiónidos, muy vistoso, con rostro alargado y curvado, de 2 a 5 cm de largo y 1,2 de ancho, de color marrón oxidado.

Las larvas no tienen patas y son de color amarillo marfil con la cabeza rojiza (5 centímetros en su máximo crecimiento) provista de poderosas mandíbulas.

Las hembras hacen las puesta en la corona de las palmeras. De los huevos salen las larvas, las cuales viven de 2 a 4 meses y pupa en un capullo realizado con fibras entrelazadas. Los adultos salen de ahí y siguen alimentándose del interior de la palmera.

Síntomas

La larva penetra por el capitel directamente al tronco, labrando galerías de hasta más de 1 metro de longitud.

Las galerías parten de la corona y se ramifican en el interior del tronco.

Las hojas centrales amarillean y se marchitan, de forma que en pocas semanas, la práctica totalidad de la corona se ve afectada originando la muerte de la palmera.

Si las galerías dañan la yema apical, la palmera muere.

Los síntomas se manifiestan con retorcimientos de las hojas más externas sobre el nervio central que adquieren un color pajizo o se caen.

Los daños causados por las larvas son visibles muy tarde, y cuando los primeros síntomas de infestación aparecen, son tan graves que resultan generalmente en la muerte de la palmera.

Control

Realizar seguimientos de vuelo de adultos y confirmar su presencia mediante trampas cebadas con atrayentes sintéticos (feromonas de agregación y sinérgicos vegetales o cairomonas).

Las palmeras muy afectadas o muertas deben arrancarse y quemarse para evitar la salida de adultos y su dispersión.

El método ensayado más eficaz ha sido las inyecciones de tronco. Es más eficaz si se complementa con tratamientos insecticidas en pulverización foliar sobre la corona de la palmera.

Parece ser que el control biológico es el más efectivo contra la plaga. Se están utilizando productos como el 4-metil, 5-nonanol y el etil 4-metil lactonato, que funcionan como hormonas de agregación.

Realizar riegos muy abundantes en junio y julio.

Aplicar dosis dobles nutricionales para potenciar la subida de savia.

En la prevención resulta esencial la exigencia del pasaporte fitosanitario a las palmeras de importación; así como la inspección de las palmeras procedentes de países no pertenecientes a la Unión Europea y su sometimiento a medidas de cuarentena previas a su introducción.

La causa de la rápida progresión de esta plaga debe imputarse al transporte de palmeras jóvenes o adultas e hijuelos de áreas contaminadas a áreas sanas.

Por ejemplo, todo indica que los primeros picudos fueron introducidos en España con palmeras adultas importadas de Egipto.

9. Coccotrypes dactyliperda

Coccotrypes dactyliperda

Este pequeño coleóptero escolítido con una amplia distribución en la zona mediterránea.

Provoca daños en las semillas de las palmeras, penetrando en ellas, tanto verdes como maduras, alojándose en su interior, también provocan daños en el cuello de las plántulas ya que provocan galerías ascendentes desde el suelo hasta el rosetón de hojas.

Las plantas afectadas presentan síntomas de marchitez por oscurecimiento de los tejidos. En los frutos las galerías son irregulares, penetrantes y profundas.

El individuo adulto perfora el fruto y el hueso donde hace la puesta, y la larva daña el hueso y la plántula recién germinada.

Se pueden observar orificios en los dátiles afectados y provocar la caída de los frutos inmaduros.

Control

- Su control no resulta nada fácil debido a su localización. Se recomiendan productos que actúen por inhalación.

- Efectuar tratamientos al suelo con Lindano, Malation, Clorpirifos, de forma controlada para evitar fitotoxicidades y aparición de resistencias.

- Es aconsejable desinfectar las semillas antes de su siembra con Fosfuro de aluminio.

- Se deben eliminar las partes infectadas.

10. Margarita

(Pentodon punctatus)

Es un taladrador que en estado larvario presenta un cuerpo blanco y cabeza pardo oscuro provista de unas potentes mandíbulas.

Provocan daños en raíces y estípite llegando a excavar galerías en el tallo de la palmera ascendiendo hasta el cogollo, pudiendo llegar a destruir la planta, o provocar daños en el estípite, al punto de que se pueda romper.

Al observar los primeros taladros se practicarán fumigaciones con Oncol 20 LE a dosis de 0'5% directamente a los agujeros excavados y a lo largo del tronco.

11. Picudo de la palmera

(Diocalandra frumenti)

Picudo de la palmera

Se trata de un coleóptero que ocasiona la seca de las hojas interiores y la formación de pequeñas galerías en el raquis de la hoja que pueden afectar a los haces vasculares, provocando en este caso graves daños a la palmera.

En el corte de la poda se aprecia la superficie cribada por los orificios de las galerías.

En seis u ocho meses, una palmera infectada se seca y muere. Afecta, entre otras, a la Palmera datilera (Phoenix dactylifera).

Control

Realizar tratamientos a base de Carbaril, presentado como polvo mojable.

12. Apate monachus

Apate


Es un coleóptero que causa enormes daños en las Palmeras datileras del norte de África.

Es de color marrón oscuro brillante y suele atacar fundamentalmente a palmeras jóvenes.

Las larvas perforan galerías en los nervios principales de las hojas dando lugar a un progresivo amarilleo de las hojas hasta que finalmente acaban secándose. Estas galerías son de dimensiones considerables, y en cada una de ellas puede haber varias larvas. Frente a estos daños la palmera se defiende emitiendo una sustancia espesa y gomosa.

Control

Eliminación y quema del material infectado.

13. Mythimna joannisi

Es un lepidóptero originario del continente africano y distribuido en el territorio español.

Su ciclo biológico consta de una generación anual. La oruga inverna en el interior de la palmera y los adultos emergen durante junio-julio.
Se trata de una plaga especialmente importante en los viveros, por ejemplo, en Palmeras datileras.

En las plantas de maceta la oruga taladra la parte central y consume el cogollo de la palma. La planta sufre un importante retraso en su desarrollo y al crecer. Las hojas afectadas manifiestan los orificios de la oruga al taladrarlos. Aunque esta plaga no llegue a provocar la muerte de las palmeras, produce daños estéticos que ocasionan fuertes perjuicios en el vivero.

Control

Se trata de una plaga difícil de controlar, por tanto los medios de lucha se basan en la eliminación del material vegetal infectado.

Enfermedades de las palmeras o palmas


1. Stigmina palmivora
2. Antracnosis
3. Exserohilum, Dreschlera y Phaeotrichoconis
4. Podredumbre rosa
5. Falsa Roya o Carbón de las hojas
6. Helminthosporium spp.
7. Podredumbre negra
8. Fusariosis
9. Phytophthora palmivora
10. Armillaria mellea
11. Moteado de las hojas
12. Catacuma
13. Botryosphaeria dothidea
14. Botryodiplodia theobromae
15. Podredumbre basal del estípite
16. Amarilleo letal

Legislación fitosanitaria

La legislación es fundamental respecto a la importación de palmeras porque pueden llegar a introducirse patógenos mortales que aún no existen en el país.


Así, por ejemplo en España, están prohibidas las importaciones de Phoenix de Argelia y Marruecos y de todo aquél país no exento de Fusarium oxysporum. Igualmente, cualquier material vegetal de palmas de todo país no exento de la enfermedad Amarilleo Letal y cadang-cadang.


Muchos municipios españoles compran al mejor postor palmeras datileras sin pensar que están ayudando a la exterminación de Phoenix dactylifera en países donde es casi el único árbol existente. Hay que plantar palmeras de cultivo, nunca de expoliación.


1. Stigmina palmivora ( = Exosporium palmivorum)

Provoca manchas negras o pardo-oscuras, al principio de 1-3 milímetro, llegando a alcanzar de 5-15 milímetros, por ambos lados de la hoja.

Al principio del ataque, las manchas son semitransparentes pero luego oscurecen en el centro y forman un halo verde claro, adquiriendo entonces un tono marrón.

Aparece sobre todo en Palmera canaria. También puede atacar a Phoenix reclinata y Livistona spp..

Control

Pulveriza con una mezcla de Benlate (Benomilo) al 0,1% y Criptonol (Sulfato de oxiquinoleina) al 0,1% para prevenir la propagación de la enfermedad.

2. Antracnosis

(Colletotrichum gloeosporoides)

Antracnosis

Enfermedad fúngica producida por Gloeosporium o Colletotrichum.

Aunque los síntomas pueden variar ligeramente, se forman manchas oleosas o grandes lesiones necróticas o cloróticas de forma irregular o redonda.

Son manchas alargadas de color gris-ceniza, con el borde pardo y diminutos puntos negros, cuya presencia caracteriza la enfermedad, pues a veces, las manchas presentan el aspecto de simples quemaduras.

Ataca principalmente a las plantas jóvenes que pueden llegar a morir si no se les aplica rápidamente algún tipo de tratamiento.

Control

- Evitar mojar las hojas, por ejemplo, con el riego.

- Cortar y quemar las hojas enfermas.

- Aplicar preventivamente fungicidas a base de Mancozeb.

3. Exserohilum, Dreschlera y Phaeotrichoconis

Estos hongo producen manchas en las hojas.

Particularmente sobre Areca (Dypsis lutescens o Chrysalidocarpus lutescens).

Al principio son manchas translúcidas de medio milímetro presentando un color clorótico, posteriormente se desarrolla forma circular o elíptica pudiendo sobrepasar un centímetro de largo y de color pardo a negro con una aureola circular o fusiforme.

Control

- No mojar el follaje con el riego aéreo.

- Tratamientos a base de Mancozeb o Clortalonil.


4. Podredumbre rosa

(Gliocladium vermoeseni)

Se presenta en las hojas adultas en forma inicial de manchas necróticas y exudado gomoso en la del raquis dando a la hoja un aspecto clorótico y tomando posteriormente un color tabaco.

El ataque inicial se ve en los tallos, manchas necróticas con exudación en la zona próxima al suelo. Las hojas más viejas mueren prematuramente (primero amarillean y luego se secan).

Son especialmente sensibles diferentes especies del género Chamaedorea y Chrysalidocarpus.

Este hongo, solo o en conjunción con Fusarium oxysporium causa grave enfermedad a Palmera canaria.

Control

Para evitar la propagación de esta enfermedad cortaremos las hojas infectadas cuando las temperaturas sean elevadas.

Tratamientos preventivos durante los meses fríos de invierno con Benomilo (Benlate), Triforina, Procimidona, en pulverización foliar son eficaces.

Evitar las heridas en la zona basal.

5. Falsa Roya o Carbón de las hojas

(Graphiola phoenicis)

Falsa roya

Se aprecian pequeñas manchas irregulares o pústulas verrugosas de color amarillo o pardo de 1 cm que recuerdan a las Royas.

Manchas amarillas en las hojas con numerosas verruguitas o pequeñas pústulas que desprenden un polvillo negro. Las hojas muy atacadas acaban por secarse y caer.

Ataca a Phoenix, Roystonea, Washingtonia, Kentia, Chamaerops, etc.. Es frecuente, tanto en la Palmera datilera (Phoenix dactylifera), con en la Palmera canaria (Phoenix canariensis).

Control

- Se deberá vigilar su aparición controlando preventivamente con productos a base de Mancozeb y tratando con Oxicarboxina en el caso de aparecer ataques.

- Cortar y quemar las hojas infectadas en cuanto se adviertan los primeros síntomas.

- Evitar mojar las hojas.

6. Helminthosporium spp.

Helminthosporium spp.

Ataca desde semillero hasta los 5 años de edad, y raramente a plantas adultas de más de cinco años.

Manchas ovales irregulares con un margen verde pálido o amarillo. Estas manchas pueden unirse para formar grandes áreas necróticas.

Control

Debe prevenirse con Mancozeb o Benomilo.

Para atacar a esta enfermedad se efectuarán tratamientos fitosanitarios a base de Benomilo cada 7-10 días hasta que las hojas nuevas emerjan y permanezca sin manchas. Además de pulverizaciones con abonos foliares y una mayor ventilación.

7. Podredumbre negra

(Ceratocystis paradoxa)

Peciolo quebrado por la enfermedad

Este hongo es la causa de la podredumbre de las hojas más jóvenes hasta la región meristemática, formando una especie de polvillo gris oscuro de consistencia blanda y húmeda.

Esta enfermedad puede provocar un crecimiento lateral del meristemo y provocar una curva en el estípite de la planta.

Control

Antes de que este patógeno produzca daños irremediables a la yema termina¡ es necesario efectuar tratamientos preventivos con un fungicida de amplio espectro como el Benomilo.

8. Fusariosis

(Fusarium oxysporum)

Fusarium: pudrición del cogollo

Esta enfermedad se puede detectar porque las hojas basales adquieren un tono gris amarillento, seguidamente se secan, hasta que la planta muere debido a que ésta es incapaz de conducir el agua y los nutrientes.

Pueden morir todas las de un lado, dando a la planta un aspecto asimétrico.

Este hongo infecta las raíces e impide que éstas suministren agua y nutrientes.

Este patógeno generalmente va asociado con la podredumbre rosa (Gliocladium vermoesseni).

Control

- La contaminación se produce a través de heridas ocasionadas por la rotura de raíces durante el transplante, así como en los suelos compactos, arcillosos, mal drenados, sometidos a riegos copiosos y a altas temperaturas.

- Evitar heridas en las raíces.

- Utilizar substratos o suelos bien drenados.

- No regar excesivamente.

- Desinfectar las tierras y utilizar fungicidas del tipo Benomilo mezclados en el agua de riego.

9. Phytophthora palmivora

Phytophthora palmivora

Este hongo puede matar palmeras jóvenes por destrucción de las raíces, particularmente a nivel del cuello. Primero comienza a secarse una parte del follaje y luego todo.

Es particularmente destructiva en semillero.

La rotura de raíces durante el transplante puede dar lugar a una infección de este hongo, así como heridas producidas durante el transplante y plantación, fuertes vientos e incluso granizada.

Los ambientes muy húmedos acompañados de elevadas temperaturas o bien en suelos y sustratos pesados favorecen su desarrollo.

Control

Eliminación de planteles y semillas afectadas.

Los tratamientos con Piroxyclor, Metalaxil, Fosetil-Al o Etriadiazol en el agua de riego disminuye el riesgo de al aparición de esta enfermedad y tienen también marcado efecto curativo una vez iniciada la enfermedad.

Trastornos o Fisiopatías de las palmeras


En 2 páginas repasamos los trastornos, también llamados Fisiopatías, referidos a las palmeras. Son la mayoría de males no causados ni por plagas ni por enfermedades.

1. Aclimatación
2. Exceso de riego
3. Falta de riego
4. Humedad ambiental
5. Frío
6. Quemaduras solares
7. Falta de luz
8. Viento
9. Granizo
10. Exceso de Nitrógeno
11. Exceso de estiércol
12. Suelo malo
13. Suelo salino
14. Riego con agua salina
15. Daños en raíces por labrar
16. Tratamientos fitosanitarios mal realizados
17. Otros trastornos
18. Carencias de nutrientes
19. Salpicado amarillo
20. Albinismo
21. Muerte hapaxantica
22. Marchitez producida por cables de alta tensión
23. Daños producidos por los aspersores
24. Trasplantes

1. Aclimatación

Cuando se compra una palmera y se coloca en una ubicación distinta a la que tenía en la tienda o vivero, debe aclimatarse al lugar y esta circunstancia produce cierto decaimiento.

Lo ideal es no producir grandes cambios respecto a la tienda, de otro modo, la planta podría perder hojas, detener su crecimiento e incluso morir.

2. Exceso de riego

Regar en demasía provoca la asfixia radicular y pudrición de las raíces.

Síntomas: hojas amarillas y podredumbre en el cuello, blando a ras de suelo...

Una plantación muy profunda pueden provocar esta asfixia radicular y la muerte de la palmera. Suelos muy arcillosos o macetas sin agujero de drenaje, también.

Planta las palmeras en substratos muy drenantes.

Riega lo necesario, ni mucho ni poco.

Mejora el drenaje. En los suelos mal drenados aporta una cantidad importante de arena y grava además de colocar tubos de drenaje alrededor del cepellón para facilitar la ventilación radicular; este mismo sistema lo podemos utilizar en palmeras que se tengan que plantar excesivamente profundas.

3. Falta de riego

Palmera seca

Es el caso contrario al anterior: una palmera que está pasando sed.

Este síntoma se observa por la reducción del crecimiento y necrosis de los extremos de los folíolos.

Decir que por regla general las palmeras bien establecidas y enraizadas toleran relativamente bien la sequía.

En palmeras en macetas, por ejemplo, en interior, no dejes secar el sustrato, ya que las hojas amarillearían.

Consejos sobre Areca y para palmeras tropicales: no regar con agua muy fría del grifo, entibiarla antes.

4. Humedad ambiental

Síntomas de sequedad ambiental

Las masas de aire caliente y con baja humedad son un auténtico secador para las plantas, se marchitan.

Una ola de calor es una masa de aire que se desplazan con baja humedad y temperatura de 40ºC o más.

Por ejemplo, las Wachintonias, con temperaturas altas y humedad baja, sufren el llamado "asurado", y con las hojas jóvenes recién abiertas, éstas pueden marchitarse. Las hojas dañadas protegen a las otras.

En estas situaciones, relativamente frecuentes en verano, mantén palmeras y jardín bien regado y pulveriza por encima con regularidad.

En interiores el tema de la humedad del aire es muy importante.

Las fluctuaciones de humedad ambiental que se producen en interiores debido a la calefacción, corrientes de aire o aire acondicionado, provocan deshidratación y decaimiento general en la planta.

La calefacción seca el aire y puede poner las hojas amarillas. Por ejemplo, el Cocotero o Coco (Cocos nucifera) necesita un ambiente húmedo.

El ambiente seco pone las puntas de las hojas marrones. Ejemplo: Chamaedorea, Camaedorea (Chamaedorea elegans). También favorece la aparición de Araña roja.

En verano pulveriza diariamente con agua. Durante el resto del año, al menos 1 vez a la semana.

Para lograr un microclima adecuado, complementa con humidificadores o colocando la maceta sobre un recipiente con guijarros mojados.

5. Frío

Palmera helada

El frío del invierno, los vientos polares pueden producir daños importantes en palmeras.

La resistencia a las bajas temperaturas es muy variable según especies y factores. Por ejemplo, son más resistentes las palmeras adultas que las jóvenes.

En la Palmera azul (Brahea armata = Erythea armata) con temperaturas bajas y humedad alta, aparecen punteaduras y moteado en las hojas.

Protección del frío

En prevención de posibles heladas se hará una aportación al suelo de sulfato potásico en otoño para lograr un endurecimiento de las plantas y/o sulfato de manganeso, para evitar en lo posible una carencia en este elemento, inducida por la baja actividad que tendrán las raíces durante el invierno.

El suelo se puede cubrir con una capa gruesa de mulch para proteger las raíces.

También, se pueden construir pequeños "invernaderos" alrededor de las plantas más jóvenes, para protegerlas de los vientos e incrementar la temperatura durante el día, e incluso se pueden atar y cubrir las hojas con arpillera o plástico transparente, cuidando que esta protección no retenga una humedad excesiva en su interior y retirándola cuando suban las temperaturas.

Tras las heladas y durante las semanas posteriores se recomiendan tratamientos fungicidas con productos tales como Hidróxido de cobre y Maneb o Benomilo y Captan, mezclados al 50% y repitiendo el tratamiento a los 7-10 dias.

6. Quemaduras solares

Quemaduras por el sol

Estas quemaduras son frecuentes en plantas cultivadas a la sombra y expuestas repentinamente a pleno sol; dichas quemaduras son muy características ya que se presentan todas en la misma dirección.

Las palmeras destinadas a ser plantadas a pleno sol deben cultivarse al aire libre sin ninguna protección ya que las hojas formadas en la sombra no resistirán el sol de forma súbita.

Algunas palmeras no se adaptan a pleno sol.

7. Falta de luz

En interiores, ubica las palmeras cerca de una ventana, para que puedan recibir luz y sol.

Si no cuenta con luz suficiente, complemente con una luz artificial adecuada para el desarrollo de estas plantas.

8. Viento

- El viento fuerte y racheado puede producir rotura de hojas y derribar la palmera si tiene un mal anclaje, por ejemplo, en suelos compactados.

- El viendo seco marchita las puntas y se ven bordes secos.

- El viento frío quema a la planta.

- El viento de la costa deposita sales del mar y éstas producen quemaduras en las hojas, pudiendo provocar la muerte de las palmeras que no se adaptan a esta exposición.

- De cualquier forma, siempre serán preferibles situaciones protegidas de los vientos si queremos lograr bellos ejemplares.

- En zonas ventosas es preciso crear cortavientos protectores como setos, láminas de brezo, cañizos, muros, etc..

- Rhapis excelsa y muchas otras especies tienen hojas frágiles y sensibles a la deshidratación.

- Palmito (Chamaerops humilis), Palmera datilera y Wachintonia pueden aparecer en primera línea de mar sin problemas.

9. Granizo

Granizo

Las granizadas son muy destructivas. En plantas ornamentales provocan defoliación y marcas en hojas y tallos por donde pueden entrar a continuación hongos y bacterias.

Pulveriza con un fungicida antibotritis al día siguiente de una granizada para prevenir la infección de las heridas por el hongo Botritis.

10. Exceso de Nitrógeno

Un exceso de fertilizante "quema" a las plantas, manifestándose en puntas y bordes secos.

Si te has pasado con el abono, aplica riegos abundantes al suelo o substrato de la maceta para intentar "lavar" el exceso de fertilizantes. En el caso de macetas, replanta con susbtrato.

Mejor usar fertilizantes de liberación lenta si has trasplantado recientemente la planta o presenta daños en sus raíces.

11. Exceso de estiércol

Usa un estiércol bien fermentado, sin echar en exceso y mezclándolo concienzudamente con la tierra para que no esté en contacto directo con las raíces porque podrían quemarse.

12. Suelo malo

Cuidado con lo que hay debajo porque podría amarillear: una roca dura, rellenos de restos de obras, escombros, capa compactada, etc..

Si una planta no dispone de profundidad útil para las raíces se notará en un menor crecimiento.

13. Suelo salino

Palmera muerta por exceso de sales en suelo

Hay suelos con un contenido natural en sales alto que perjudica a las plantas. No son frecuentes pero algunas veces se dan.

Los síntomas son necrosis que empiezan por las puntas y los bordes de las hojas de las hojas más adultas, las nuevas emergen cloróticas, las raíces se necrosan y la planta en general muestra un crecimiento reducido.

La mejora de los suelos salinos sólo se puede conseguir parcialmente dando riegos fuertes que arrastren las sales solubles y se eliminen por el draneje; haciendo aportaciones de materia orgánica del orden de 40 Tm. de estiércol por hectárea, y empleando abonos tales como superfosfato de cal y sulfato o nitrosulfato amónico.

En el caso de macetas, además del "lavado", es bueno el cambio del substrato.

Palmeras resistentes a la salinidad

- Butia capitata
- Chamaerops humilis (Palmito)
- Phoenix canariensis (Palmera canaria)
- Phoenix dactylifera (Palmera datilera)
- Trachycarpus fortunei (Palmito elevado)
- Washingtonia filifera y Washingtonia robusta (Wachintonia)

14. ¿Riegas con agua salina?

Ciertas aguas de pozo pueden llevar sales que queman las puntas de las hojas, amarillean y caen. Lo ideal es hacer un análisis de agua en laboratorio y si es salina, no usarla para regar

Si el agua de riego contiene una concentración de sales elevada escoge las especies de palmeras más idóneas, que son las citadas anteriormente.

15. Daños en raíces por labrar

No labres la tierra con la azada profundizando porque romperías raíces.

16. Tratamientos fitosanitarios mal realizados

Daños por herbicida en palmera

Aplica la dosis indicada por el fabricante. Si dosificas 'a ojo' existe riesgo de quemaduras por sobredosificación.

Intenta averiguar antes si cierto producto produce toxicidad en cierta especie de palmera. Si no lo sabes, haz una prueba pulverizando sólo en una hoja.

No trates cuando haga mucho calor, sino al amanecer o al atardecer.


Numerosos herbicidas son tóxicos para las palmeras, produciendo la distorsión y reducción del tamaño de las hojas, quemaduras en los folíolos e incluso provocan necrosis en las raíces.

Los herbicidas Glifosato o Paraquat, con los posibles daños producidos por su contacto con las hojas, la palmera se suele recuperar normalmente algunos meses.

17. Otros trastornos

- Compactación del suelo.

- Recrecidos del terreno más de 40 centímetros es peligroso (poner una capa de grava y tubos de drenaje en ese caso). Los rebajes del terreno son aún más dañinos.

- Daños de raíces por hacer zanjas. Recortar las heridas limpiamente y aplicar fungicida.

- Suelos contaminados por escapes de gas, orines de perros y gatos, detergentes, aceites, productos fitosanitarios... cualquier contaminante que haya podido caer al suelo puede perjudica a las plantas.

- La poda debe ser realizada sin hacer daño a la palmera.

 

Sus comentarios son bien recibidos.

Comentarios (0)

RSS Comentarios

Escribir comentario

corto | largo
security image
Escribe los caracteres de la imagen

busy
Actualizado ( S√°bado, 13 de Octubre de 2012 09:39 )  
Banner

Ayuda online

Nuestros servicios

Estamos plagados de soluciones
Contamos con los servicios de un equipo de profesionales en higiene y sanidad ambiental.

Contáctenos aquí.

Publicidad

Banner

Actualidad

 

Tribuna libre

Tribuna libre Bienvenido a la p√°gina web. Los profesionales y usuarios hablan con su...

 

Llamada gratuita

Si desea ponerse en contacto con nosotros de forma gratuita lo puede hacer mediante esta s...

 

Atención clientes

Departamento de atención al cliente Agradecemos que utilice nuestros servicios. Sus c...

 

Guía de plagas

  Guía de plagas y sus problemas más comunesLas plagas son sencillamente animales que e...

 

Tienda

Tienda online Las Palmas de Gran Canaria Bienvenido a la tienda online. Los producto...

Publicidad

Solidario

Banner

Clientes

Banner

Novedades tienda

Mata insectos:
Control de palomas:

P√°ginas amarillas

PaginasAmarillas.es

El Tiempo

El Tiempo en
Las Palmas

¬ŅQu√© haces t√ļ?

Cuéntanos qué haces tú

Directorios web

Suscríbete al boletín

Publicidad

Banner

Control integral de plagas
Pedir presupuesto de control de plagas
Control de aves
Los insectos voladores son complicados de erradicar por lo que se recomienda tomar algunas medidas preventivas y el uso de aparatos mata-insectos homologados según el tipo de establecimiento. Visite  la tienda online.
Servicios Profesionales de Higiene y Sanidad Ambiental. PIDA PRESUPUESTO SIN COMPROMISO.
Cucarachas, hormigas, Ratas, ratones, Palomas, gaviotas, Moscas, mosquitos, Insectos fitófagos,
pulgas, chinches, piojos topos, topillos tórtolas, estorninos otros insectos voladores xilófagos, desinfecciones

Portal del Medio Ambiente
Toda la Agricultura

  TITULARES DE EUROPA PRESS

Canarias Nacional Internacional
Salud Deportes Cultura

  SERVICIOS

  el exterminador       identificación de insectos       consulta veterinaria       cuidado de gatos       consulta vegetal       presupuestos       llama gratis       rss
Sorteos y Apuestas Humor El Tiempo Meteorológico Estado de las playas Tráfico de carreteras Farmacias de guardia Horóscopos Liga BBVA resultados y clasificaciones Contactos en tu ciudad Tienda online
Loterias Humor El Tiempo Playas Tráfico Farmacias Horóscopo La Liga Contactos Tienda

Banner